hidrolipoclasia ultrasónicaMuchas veces nos quejamos porque por más dieta y ejercicio que se haga, los problemas de sobrepeso, celulitis o exceso de grasa, persisten, pero, a la vez, no queremos llegar a solucionarlo mediante el bisturí.

Es, en ese momento, que nos preguntamos ¿Qué podemos hacer?

Analizando varias tratamientos de belleza nuevos, hemos podido encontrar uno que pensamos puede ayudar a resolver los problemas antes mencionados; éste recibe el nombre de hidrolipoclasia ultrasónica.

Es una técnica no quirúrgica, aplicable preferiblemente a la adiposidad localizada, que consiste en destruir las células grasas en un medio de baja osmolaridad como el agua, cuyo éxito para eliminar los excesos, sin anestesia ni riesgos, radica en el efecto de la cavitación de las ondas ultrasónicas aplicadas.

En otras palabras, la hidrolipoclasia ultrasónica consiste básicamente en la inyección de agua estéril quirúrgica, y pequeñas dosis de anestésicos locales en el tejido graso a destruir, para crear un medio de baja osmolaridad en torno a las células grasas. De esta manera se va preparando al organismo para luego someterlo al fenómeno de la ultracavitación. El líquido se elimina con la orina.

En el abdomen, por ejemplo, se aplica en dos sectores, uno a cada lado del ombligo y el tratamiento no dura más de tres minutos.

 

Äreas de aplicación
Corporal. Para eliminar las adiposidades localizadas en zonas como: Abdomen, piernas, rodillas, espalda, muslos, etc. También aplicada para romper la fibrosis, componente importante de la piel de naranja o celulitis.

Facial. Para adiposidades en el rostro, en casos de cara muy redondeada, para eliminarla papada y mejorarla flacidez.

 

Paso a paso
Se marcan las zonas a tratar en espacios de 10 x 10 cm.

Se realiza la infiltración de la solución hipotónica. Mediante la acción de esta solución, se consigue una osmosis inversa en los adipositos, que produce la degradación y licuefacción del tejido graso. Es decir, la materia grasa se convierte en un líquido.

Se complementa la infiltración con un tratamiento de cavitación. La aplicación extema de ultrasonido sobre la zona tratada produce efectos térmicos, mecánicos y químicos, que facilitan la degradación de la grasa para permitir su eliminación del organismo.

Aplicando los ultrasonidos sobre las zonas tratadas (tres o cuatro minutos por área), se aumenta la temperatura y el flujo sanguíneo, activando la oxidación de las grasas. Así, la oscilación de alta frecuencia libera las grasas adheridas.

 

Ventajas de la hidrolipoclasia ultrasónica

  • Es un tratamiento permanente y definitivo, pues las células grasas no se regeneran.
  • No es invasiva, y no requiere anestesia ni cirugía.
  • Ayuda a eliminar la celulitis o piel de naranja.
  • No es un procedimiento doloroso.

 

Desventajas de la hidrolipoclasia ultrasónica

  • No es altamente efectivo para personas con una gran cantidad de adiposidad generalizada.
  • No es aplicable para embarazadas, aquellas personas que sufran de epilepsia, quienes lleven marca-pasos, o aquellos que tengan alguna infección.

Los efectos secundarios a una hidrolipoclasia son locales, y puede haber presencia de hematomas o moretones por el líquido infiltrado e inflamaciones en el área tratada. Tienden a desaparecer en 8 o 10 días, sin ninguna otra molestia.

Habrá más producción de orina y es recomendable tomar más agua, para facilitar la eliminación de las toxinas que se disolvieron de la grasa.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...