El perfume revela numerosas facetas del carácter. Hay quienes cambian de aroma según el estado de ánimo y el momento del día: por la mañana más suave, por la noche más intenso. Llevar una u otra fragancia puede ayudar a sentirse mejor. La modista francesa, Coco Chanel decía que «el perfume es una dimensión interior de la feminidad, que sobre todo expresa de una manera particular aquello que no se podía decir de otro modo».

Hoy en día existen miles de perfumes distintos esperando ser usados por muchas mujeres y, siendo uno de los encantos femeninos la enorme variedad de sus formas de ser y sentir, el espíritu del perfume nos puede ayudar a encontrar la fragancia ideal de acuerdo a la personalidad de cada grupo de caracteres. Y si bien no se puede dar una definición determinante, sí se pueden identificar ciertas fragancias con distintos estilos de vida de cada mujer.

Afable
Suele ser una persona que va por la vida apagando fuegos, intentando que todos los que la rodean estén en paz. Busca continuamente una situación de armonía en todos los aspectos de la vida. Su perfume, siempre en la modalidad de agua de tocador, suele ser como ella, apacible y discreto, con aromas de lavanda o romero, de salvia y bergamota; un aroma que lleva el recuerdo del campo y del agua de río con el que también perfuma su casa.

Analítica
Suele volverse loca con los aparatitos. Tiene un montón de agendas electrónicas con multitud de diferentes prestaciones, por sí acaso alguno falla, varios ordenadores por la misma razón y por lo menos dos MP3, no vaya a ser que a uno le dé por estropearse. Para este tipo de mujer calculadora y tan tremendamente ocupada, le va muy bien las fragancias frescas y florales.

Bohemia
Da lo mismo la edad que tenga. Lo que importa es su imaginación desbordante, tanto que a veces se diría que está en la Luna. No le gusta andar por los caminos trillados ni seguir las pautas que marca la moda. No es fiel a ninguna marca de perfume, pero siempre se mueve entre aromas frutales con notas frescas y verdes dejando a su paso una estela que recuerda a veces a la hierba recién cortada.

Deportista
Tiene una personalidad serena y sin complicaciones, y esto siempre que no se dedique al deporte de alta competición, porque entonces la historia es muy diferente. Suele gustarle los colores simples y la ropa cómoda y de líneas puras. Para ella nada mejor que las fragancias cítricas, como de limón, mandarinas, naranjas o bergamotas, que evocan la naturaleza.

Elegante
Es una mujer con luz y música propia que viene a romper el espacio de un instante. Ella es sofisticada, glamourosa, femenina, sensual. Es inteligente y sexy en todo momento. El perfume es su firma y siempre la envuelve un halo sutil de maderas de cedro y sándalo, con toques de pachulíy notas de canela, lirio, rosa y jazmín, el aroma, casi sugerido de una fragancia clásica.
Normalmente va por la vida con el corazón y los pensamientos en un escaparate para que se vean bien.

Sabe mucho sobre el mundo de las esencias y cada temporada cambia de aroma adoptando los últimos descubrimientos de los «narices» de las grandes marcas. A ella le van los perfumes florales, con sensaciones olfativas de una sola flor que, según sea el estado meteorológico, puede ser jazmín, lirio, lavanda o bergamota y, como suele ser buena cliente de su perfumería, le llenan los bolsillos de muestras que, por supuesto, reparte entre sus compañeras.

Independiente
Debe trazar su propio rumbo para poder ser feliz. Es flexible y sabe reaccionar ante las situaciones. Lleva una vida muy variada al realizar diversas actividades en vez de centrar su vida alrededor de un mismo tema. Es capaz de tolerar las situaciones de presión y enfrentarse a ellas y no se viene abajo ante las dificultades y contratiempos. Su aroma característico está asociado a los cítricos con predominio de las notas del tomillo, el coriandro o el romero.

Optimista
Siempre alegre, mira los obstáculos desde cierta distancia y con la sonrisa a punto. Su máxima es «los problemas están para solucionarlos, si no se dejan, olvídalos». Le fascina el mundo de los aromas y cree que los perfumes influyen misteriosamente en el devenir de la existencia. Por ello afirma que el olor a rosas aporta encanto y seducción y que es una fragancia decisiva para que las relaciones sentimentales vayan por buen camino. Está segura de que el incienso puede crear un aroma misterioso a su alrededor evitando traiciones, venganzas, odios y agresividad en los demás, y que la fragancia de las lilas da potencia y vigor sexual a su pareja, a la vez que contribuye a crear un ambiente de cierto misterio en las relaciones íntimas.

Perfeccionista
Suele ser atractiva, seductora y físicamente llamativa. Es perfeccionista con cada detalle de su aspecto personal, pendiente de la estética, con muy buenos criterios. Sin llegar nunca a la afectación, le da mucha importancia a su apariencia física, siempre se viste con colores entonados y se perfuma con el mismo aroma que descubrió a los 17 años, el suave olor de las flores de muguet con notas verdes y frescas que le hacen sentir que todo en ella conjugue perfectamente.

Romántica
Soñadora, callada y dulce, ama la naturaleza y la vida silvestre. Tiene tendencia hacia la soledad y cuenta con una vida interior muy rica. Nunca demuestra enojo y procura guardar para ella los sentimientos y las emociones. Su aspecto suele ser algo etéreo, le gusta vestirse con telas sutiles y perfumarse con aromas suaves y dulces con la impresión olfativa de una sola flor, como pueden ser la violeta, la rosa o el clavel.

Seductora
Está convencida de su encanto personal y de su éxito entre los hombres, algo que no es una invención suya, sino una seguridad que le ha dado su propia experiencia. No tiene una opinión formada sobre los perfumes; pero en general le gustan mucho porque le hacen sentir poderosa y deseada. Se deja llevar por la opinión de quienes la rodean y, según con quien vaya a estar se decanta por un hespéríde especiado con notas de pimienta, canela y almizcle, o por un Chipre aromático; eso sí, siempre usa un perfume que consiga sensaciones sofisticadas y misteriosas.

Temperamental
Ante cualquier estímulo externo pasa de la tranquilidad al ataque de cólera en un instante, aunque después de desahogar su ira con terrible vehemencia, se queda tan tranquila y parece que nada ha sucedido. Por ello su perfume es un clásico que nunca pasará de moda, un aroma en el que dominan las notas de rosa, nardo y jazmín, que usaron desde 1912 las mujeres más importantes del mundo.

Tímida
Este tipo de mujer suele ser sensible e insegura y su mayor deseo es lograr un hogar organizado y sólido. Es imaginativa y fantasiosa, propensa a huir de las discusiones, porque teme no poder hacerles frente. Prefiere gastar más en un frasco de perfume muy bueno y junto con la leche corporal del mismo aroma; de ese modo ahorrará bastante dinero usando la leche después de la ducha y sólo necesitará unas gotas de perfume en ocasiones especiales.

Tranquila
Esta mujer tiene un carácter pasivo, tranquilo, callado y rutinario, es alguien que no va al encuentro de las cosas, que le cuesta relacionarse, porque es introvertida y algo tímida. No tiene decidido el tipo de aroma que le gusta usar, razón por la que cambia mucho de perfume, eso sí, moviéndose siempre entre los cítricos y los frutales.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...