Cómo escoger el color de esmalte de uñas más adecuadoLas uñas protegen a las puntas de los dedos donde existen terminaciones nerviosas.

Sin embargo, también desempeñan un incuestinable papel estético e incluso se dice que es como la carta de presentación, ya que una persona con uñas sucias, partidas, etc. refleja una imagen descuidada a los demás.

Con el fin de lucir unas uñas hermosas, muchas veces se opta por aplicar laca o esmalte para uñas. La elección del color que llevarán es cuestión de gustos; pero, no todos resultan favorecedores.

Lo primero que se debe tomar en cuenta es el color de la piel, y la ocasión para la que desea lucir las uñas. Combinarla con el atuendo es esencial.

Los tonos naturales, como el marfil, el blanco, el mate, el beige y el rosa claro, conforman la opción más acertada, discreta y favorecedora para todas las uñas y manos.

La variedad de beiges y blancos está en perfecta armonía con pieles blancas.

Los rosas, es especial los pálidos, son propicios para las pieles morenas y oscuras.

Los rojos vivos destacan las pieles muy blancas.

Los tonos burdeos son perfectos para uñas cortas y cuadradas.

Los tonos muy oscuros deben ir sobre uñas cortas.

Los transparentes sólo son aptos para uñas impecables.

 

Qué sucede si se me ponen las uñas amarillas por usar el esmalte o la laca?

La aplicación constante de laca o esmalte puede causar que las uñas adquieran un color amarillo. Para blanquearlas se puede probar con los siguientes remedios y tips de belleza:

  • Frotarlas suavemente con vinagre blanco.
  • Remojarlas una vez por semana en 250 mi de agua caliente con una cucharada de agua oxigenada, durante aproximadamente diez minutos.
  • Utilizar un limón partido sobre ellas durante 20 segundos, cada vez que retires el esmalte.
  • Aplicar cinco gotas de yodo blanco en cada uña

 

Recomendaciones para que las uñas se vean hermosas

Evitar quitar las cutículas. Es preferible que se use aceites especiales para esa área y las bajes suavemente.

Alejarse de los removedores con acetona. Prefiere los que hacen uso de acetato.

Dar un descanso. Dejarlas sin ningún tipo de esmalte por unos días, dos veces al mes.

No morder, ya que es extremadamente destructivo.

Aplicar, cada vez que se lave las manos, una crema o loción. Esto te ayudará a la larga a que tus uñas no se resequen.

No usar limas metálicas. Las de madera resultan mejores y menos agresivas.

Limar siempre hacia una misma dirección.

No abusar de las lacas de secado rápido. A la larga debilitan la zona.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...