El verano es la época en la que el cabello sufre más.

Debes ser consciente de que el contacto continuo con el agua debilita la queratina natural del pelo y hace que se estropee con extrema rapidez, ya que el sol y la sal le afectan mucho más.

Asi que ten cuidado, porque es muy fácil que adopte un aspecto mate, quebradizo y áspero.

 

Tips y trucos

  • Mejor que no te tiñas ni te hagas permanentes en estos meses. El pelo queda muy vulnerable.
  • Bebe mucha agua, mantendrás el cabello hidratado y evitarás que se reseque y se vuelva más débil.
  • Masajea 10 minutos el cuero cabelludo una o dos veces a la semana.
  • Al salir del mar o la piscina, acláralo bien.
  • Cuando el pelo está mojado peínalo con cuidado, evitando tirones y con un
  • peine de púas anchas.
  • Con sombreros, gorras o pañuelos evitarás que le dé el sol de forma directa.

Protección extra
Lo mejor es aplicar productos diseñados para cuidar y proteger el cabello:

  • Champús suaves y específicos para retirar la sal y con elementos protectores.
  • Acondicionadores que incorporan filtros contra los rayos ultravioleta.
  • Bálsamos solares. Se usan mientras se toma el sol (y después) para proteger y devolver el equilibrio.
  • Mascarillas para nutrir y reparar la fibra capilar.
  • Tratamientos integrales que te harán en la peluquería y serán una verdadera “puesta a punto” cuando terminen las vacaciones.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...