Cómo combatir la ansiedad de manera naturalLa ansiedad es frecuentemente una sensación vaga que no tiene una dirección concreta.

En pocas palabras, las personas ansiosas se imaginan los peores escenarios posibles y se pasan mucho tiempo anticipando y temiendo cosas que probablemente nunca pasarán.

En este sentido, existen varios consejos naturales que pueden ayudar a reducir y aliviar la ansiedad y que, a continuación, se describen:

Respirar hondo y relajarse Es muy efectivo. La ansiedad, afecta la entrada de oxígeno al organismo, a veces hasta el punto de producir mareo. Así que, cuando sienta cualquier tipo de agitación, aspire despacio todo el aire que pueda por la nariz, y expúlselo por la boca. Esto la ayudará a calmarse.

Esa respiración profunda, rítmica y consciente figura en todos los procedimientos de relajación; y aunque se trata de una técnica de emergencia, es mucho más efectiva cuando se practica con regularidad.

Para hacerlo, escoja un lugar tranquilo, siéntese o reclínese cómodamente y, con los ojos cerrados, repita mentalmente palabras tranquilizadoras {paz, tranquilidad, sosiego) con cada respiración. La mente se le llenará con esas palabras, y pronto llegará a un estado de relajación total.

Otro método efectivo para relajarse es la contemplación. Más sencillo no puede ser. Tome un objeto agradable en el que le sea fácil concentrarse, un adorno de cristal, una planta, un cuadro o la llama de una vela, y poco a poco vaya borrando mentalmente todo lo demás que haya a su alrededor, dejando que los ojos y la mente se le dilaten y se pierdan en los detalles más insignificantes del objeto. Este estado de fascinación le dará alivio a su mente, y la preparará para cuando el pánico se presente.

Compartir sus problemas Al compartir sus sentimientos, se dará cuenta de que no está sola. Por otra parte, basta hablar directamente acerca de la ansiedad para que el contacto humano la alivie. Para estas confidencias, debe escoger un buen amigo, o una persona mayor, con experiencia de la vida y sus ansiedades, que pueda aconsejarla y darle la ayuda que necesita para sobreponerse a las crisis.

Analice las causas La ansiedad es temor a confrontar ciertas situaciones. La oscuridad interna retrocede cuando las ideas se aclaran. Para que esto suceda, trate de traer a su conciencia esos miedos inconscientes. ¿Cómo? Traduciendo sus vagos temores a preguntas concretas como: “¿Tendré miedo de no poder finalizar ese proyecto?”

Si el conocimiento del porqué no disminuye su ansiedad, pregúntese cuan importante es en ese momento el asunto que la preocupa. Y continúe ahondando en el problema hasta imaginar lo peor que en realidad podría pasar. Nunca la cosa es tan grave como parece. No se sorprenda usted si su ansiedad se convierte en rabia. Un ataque de ansiedad con frecuencia no es más que una vulgar pataleta con nombre sofisticado.

Tener sentido de la proporción Casi ningún acontecimiento puede por sí solo salvar o arruinar su vida. Poquísimas cosas pueden ser tan importantes. Reconocer tan simple verdad elimina gran parte de la ansiedad innecesaria. El sentido del humor también la puede ayudar. Su ansiedad es válida y merece respeto, pero ver la parte divertida de algunas situaciones y no tomar la vida tan en serio, puede darle un pinchazo al miedo mismo.

No tomar cafeína Diversas investigaciones indican que a muchas personas les puede causar síntomas de pánico la cantidad de cafeína que hay en una taza de café. Reduzca el consumo de café, colas y pastillas para el dolor de cabeza (tienen alto contenido de cafeína). De igual forma puede reducir los alimentos con aditivos químicos y el azúcar, ya que —aunque en menor proporción— hay evidencia de que tienen relación cpn la ansiedad. Mucha gente se siente mejor cuando reduce el consumo de estas sustancias.

Irónicamente, las medicinas sedantes también pueden ser la causa de problemas de este tipo, ya que tienden a perjudicar la coordinación mental y física. Por otro lado, esas drogas sólo calman los síntomas, no resuelven el verdadero problema. Su médico es quien debe indicarle si usted necesita una defensa química contra la ansiedad, no se la recete usted misma sin consultarlo.

Consejos nutricionales
Existen ciertos alimentos que ayudan a combatir la ansiedad y que, a continuación, se detallan:

  • Algunos aminoácidos (presentes en las proteínas) promueven la liberación de serotonina. Incluya un vaso de leche tibia antes de acostarse para relajarse.
  • Aumente el consumo de carbohidratos complejos. Ayudan a mantener estable el nivel de azúcar en la sangre. Además, contienen vitaminas del complejo B, que ayudan a mantener un buen nivel de energía durante el día.
  • Consuma vegetales frescos. El efecto crocante de los vegetales frescos ayuda a disminuir la ansiedad.
  • Aumente el consumo de alimentos ricos en Vitamina C. Estos alimentos ayudan a disminuir los niveles de hormonas causantes del estrés y contribuyen a reforzar el sistema inmunológico que con frecuencia se altera en momentos de mucho estrés.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...