pañoDurante el embarazo la mujer experimenta muchos cambios (metabólicos, vasculares, endocrinos e inmunológicos). 

Todo ello puede afectar, de una forma u otra, la piel lo que puede traer como consecuencia la aparición de las indeseadas manchas en el rostro.

Estas manchas reciben varios nombres como cloasma gestacional,  melasma gravídico, el paño o la máscara del embarazo.

Es importante observar que éstas no representan riesgo alguno para la salud de la mujer o el feto, y que se resume en la hiperpigmentación asintomática del rostro.

Se caracteriza por la aparición lenta, progresiva, y a partir del segundo mes de preñez, de manchas moteadas, en forma de parches o mapa, habitualmente de color café con leche, en la frente, los laterales de las mejillas, la zona que separa la nariz de los labios, y la cara lateral del cuello, con mayor realce en uno de los dos lados del rostro.

Es más frecuente en las mujeres de piel oscura que en las de piel clara, por su genética predisposición a producir una mayor cantidad de melanina.

¿Por  que aparecen estas manchas?

Los factores que lo generan son principalmente de naturaleza genética, hormonal, y ambiental. Las alteraciones hormonales que ocurren durante el embarazo, en especial el aumento de estrógeno y progesterona, contribuyen a que se eleven los niveles de melanina (pigmentos responsables del color de la piel) en el rostro.

Adicionalmente, la exposición al sol, sobre todo en el verano, estimula el sistema melanocitario, empeorando aún más el cuadro clínico.

Cabe destacar que esta condición también puede evidenciarse en mujeres que no estén gestando un bebé, sobre todo en las que utilizan medicación anticonceptiva oral o intravenosa, y en las que emplean colonias, maquillaje, jabones y desodorantes perfumados, debido a la reacción fototóxica que se origina cuando las sustancias químicas presentes en los aromatizantes, absorben la radiación ultravioleta.

¿Qué se puede hacer al respecto?

Aunque las pecas suelen desvanecerse paulatina y completamente durante el primer año del postparto, cuando la organización hormonal vuelve a la normalidad; en el 30% de las mujeres, particularmente en las que tienen predisposición genética, pueden mantenerse a lo largo del tiempo.

En este sentido, existen varias soluciones que se pueden emplear desde las caseras hasta las cosméticas y tratamientos médicos y que se describen, a continuación:

Soluciones caseras Siempre podrás disimularlas con el uso de maquillaje diseñado para matizar las manchas y las cicatrices, de preferencia no comedogénicos, para evitar que se te obstruyan los poros, o empleando primero una base más clara, y luego otra del tono de tu piel.

Productos cosméticos
■ Emulsiones dirigidas a difuminar manchas oscuras y detener la aparición de nuevas, fabricadas con componentes naturales o que contengan vitamina C, con acción aclarante sobre la tez.
■ A menos que el dermatólogo o el ginecólogo lo indiquen expresamente, aléjate de tratamientos antimanchas a base de hidroquinona, ácido glicólico, y/o ácido kójico.

Tratamientos médicos
Están contraindicados durante la preñez, no sólo por los posibles efectos que puedan ocasionar en el bebé, sino también porque en algunos casos la manipulación de la piel puede aumentar la melanina, y agravar el problema aún más.

Lo recomendable sería esperar para luego del parto y consultar con un especialista en medicina estética, el médico tratante y un dermatólogo para así confirmar las posibles alternativas:

■ Si el cuadro es leve, un peeling con alfahidroxiácidos, como el ácido glicólico o el salicílico, asistirá la renovación celular.

■ Si las manchas son oscuras y extensas, el especialista puede aplicar ácido tricloroacético, para eliminar la capa de melanina de la epidermis.

■ En los casos más extremos, las alternativas más recomendables son la dermoabrasión mecánica con radiobistuí o diatermocirugía (emiten ondas de radio que despegan la piel manchada). El láser (genera una onda luminosa complementaria que borra los pigmentos oscuros sin dañar la piel que los rodea). Son buenas alternativas para el postparto.

 

 

Un comentario para “Cloasma gestacional o manchas en el embarazo ¿Qué hacer?”

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...