cirugia bariatricaMuchas personas han hecho de todo para adelgazar (dieta, ejercicios, etc), pero, a pesar de sus esfuerzos, el objetivo de perder peso pareciera que estuviera muy lejano.

Ante esta circunstancia, existen aquellos que se desesperan y que buscan una solución más rápida siendo una de ellas la cirugía bariátrica.

Sin embargo, surgen las siguientes interrogantes: ¿A qué  tipo de persona le conviene más este tipo de operación?  ¿Cuáles son sus ventajas y desventajas?

La cirugía bariátrica: El concepto

La cirugía bariátrica es el tratamiento quirúrgico con el cual se busca reducir la obesidad mórbida.  Por esa razón, no resulta adecuada para todo tipo de persona. sino para aquellas con cierto grado de obesidad y que tengan una enfermedad asociada a la obesidad como diabetes, hipertensión arterial, apnea del sueño, daños articulares, por mencionar algunos.  En otras palabras, la decisión de cirugía no debe tener como base ideas como “siempre fui gordito y quiero operarme”.

Sin embargo, surge otra pregunta ¿Cómo se mide la obesidad mórbida?  Ésta se mide tomando el índice de masa corporal (IMC) que divide el peso en kilos entre su estatura al cuadrado.

La clasificación del peso según el IMC es:
• 20 a 25 un peso ideal
• Por arriba de 25 y hasta 30 es sobrepeso
• Arriba de 30 es obesidad

Ahora bien, a partir del índice 30 se clasifica la obesidad en tres grados según el IMC:
• Grado 1: 30 a 35
• Grado2: 35 a 40
• Grado 3: por arriba de 40 se considera obesidad mórbida o que conlleva enfermedad.

Tipos de cirugías bariátricas

Se conocen tres tipos de cirugías bariátricas. A continuación se detallan por orden de riesgo, de menor a mayor.

Banda Gástrica: Consiste en un cinturón ajustable que se pone bien alto en el esófago dejando una pequeña capacidad de estómago, este método restringe el paso de los alimentos. La persona baja de peso porque se satisface rápido. Si se llena y sigue comiendo puede vomitar.

Manga gástrica: Se quita alrededor del 85% del estómago, se deja un estómago en forma de tubo, en vez de en forma de bolsa -por ello el nombre de manga-. Al modificar el estómago se disminuye de forma importante su capacidad. Adicionalmente, se elimina donde se encuentran glándulas que producen una hormona que produce apetito, por lo que el hambre disminuye.

Bypass gástrico: Se separa el estómago dejando una pequeña porción de estómago al esófago, así como un pequeño reservorio gástrico, luego se corta el intestino delgado haciendo que la comida del esófago pase al reservorio y al intestino directamente sin transitar por el duodeno -parte del intestino delgado que conecta el estómago con el yeyuno, el cual tiene la función de la absorción del quimo alimenticio-.

Ventajas y desventajas de la cirugía bariátrica

Definitivamente la cirugía bariátrica ayuda a que la persona pueda perder peso.  Sin embargo, como toda intervención cirúrgica conlleva riesgos como los siguientes:

Infección de la herida. Es una de las situaciones más comunes presentes en todo procedimiento quirúrgico. El paciente obeso tiende más a sufrir esta eventualidad, por la cantidad de tejido adiposo en la pared abdominal.

Trombosis venosa. Se trata de la formación de coágulos sanguíneos, particularmente en las venas de las piernas. Un paciente obeso tiene alto riesgo de formar coágulos; de por sí, la cirugía incrementa aún más el riesgo de desarrollarlos, por lo tanto, el peligro de trombosis es importante.

Adherencias y obstrucción intestinal. Las adherencias son cicatrices que se forman dentro del abdomen, posteriores a cualquier procedimiento quirúrgico; aunque generalmente esto no representa un problema, algunas de ellas pueden interferir en la mecánica de alguna porción del intestino, causando así una obstrucción intestinal.

También tiene las siguientes desventajas:

• Perforación del esófago
• La banda puede infectarse
• Sangrado
• La banda puede cortar y quedar dentro del estómago

¿A quién se le recomienda este tipo de operación?

Las personas cuyo grado de obesidad sea tal, que el riesgo quirúrgico sea menor que el riesgo de su obesidad. Un paciente que tiene 5 a 15 kilos de más no es un candidato.

Manejo integral

Es importante que la persona sepa que no se trata de hacerse la operación y ya, sino que es necesario someterse a una terapia previa con conlleva un cambio  de mentalidad  y estilo de vida.

Si la ansiedad le provocaba comer, deberá tratar de canalizarla de otra forma, es allí donde entra el apoyo de un terapeuta que lo prepara para el cambio y en el proceso de su transformación.

Por otro lado, la familia es clave para que brinde apoyo a la persona después de la cirugía y de ello depende en gran parte el éxito o fracaso.

En resumen, toda  persona no debe pasar a cirugía sin antes intentar perder peso de una forma estructurada y con compromiso. ya que como toda cirugía tiene sus ventajas, pero también tiene sus riesgos.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...