champu NaturalLavar el pelo con frecuencia y acondicionarlo con hierbas nos puede ayudar a lograr ese look que estamos siempre buscando:  Un cabello más sano, brillante y vital.

Efectivamente se puede alcanzar este objetivo siempre que se siga también una serie de reglas como:  No al secador ni al exceso de cepillo (en especial cuando el pelo está húmedo); recortarlo cada seis semanas, y usar productos naturales para cuidarlo sin riesgos.

A continuación recetas de champús y enjuagues naturales para el cabello:

Champú natural para el cabello

Es la receta básica, que puede prepararse con distintas hierbas, de acuerdo con las necesidades y los problemas de cada tipo de cabello.

Ingredientes
1 taza de agua de saponaria
2 cucharaditas de té de aceite de coco
1 cucharadita de té de glicerina

Preparación
Se vierten en un bol el agua, el aceite y la glicerina y se mezclan bien. Se guarda el preparado en una botella de plástico.

Enjuague acondicionador para el cabello

Inmediatamente después del champú hay que aplicar el acondicionador sobre el pelo mojado. Se prepara con distintas hierbas, según las necesidades de cada tipo de cabello.

Ingredientes
• Para dar brillo al pelo oscuro: perejil, salvia o romero.
• Para el pelo rubio: manzanilla, milenrama o caléndula.
• Para iluminar el pelo rubio: una fuerte infusión de manzanilla.
• Para oscurecer el pelo oscuro: salvia con té negro.

Preparación
Se pone la hierba en un bol de cerámica y se cubre con agua hirviendo. Se tapa, se deja reposar toda la noche y luego se filtra con una muselina. Se guarda en la heladera, en una botella con corcho, durante 7 días.

Reconstituyente de almendras para el cabello

Este aceite protege el cuero cabelludo para que no se reseque, reponiendo los aceites naturales del organismo.

Ingredientes
1 taza de aceite de almendras
2 cucharadas de menta fresca
1/2 taza de romero fresco
1 cucharada de tomillo fresco

Preparación
En un jarro de boca ancha, se pone el aceite con las hierbas; se tapa herméticamente y se deja a la luz del sol (el alféizar de una ventana es un buen lugar) por lo menos durante 14 días. Se filtra y se repite todo el procedimiento, con hierbas frescas. Luego se guarda en frasco hermético.

Agua de saponaria

El agua de saponaria se agrega al champú y, si sobra, puede usarse en el baño. Es una infusión muy benéfica para el cabello.

Ingredientes
4 1/2 cucharadas de hierbas frescas (a elección de acuerdo con la necesidad y que aparecen en la lista abajo expuesta)
1 puñado de hojas de saponaria frescas o 2 cucharadas de saponaria seca
2 1/2 tazas de agua hirviendo

Se ponen las hierbas y la saponaria en un bol de cerámica y se agrega el agua hirviendo. Se tapa, se deja reposar toda la noche y luego se filtra con una muselina.

Una hierba para cada necesidad

Cola de caballo. Estimula el crecimiento y sirve de astringente para el pelo graso.

Hierba luisa. Otorga fragancia y estimula los poros.

Limonado o hierba limón. Limpiador y astringente.

Manzanilla. Ideal para el pelo rubio, por sus efectos iluminadores. También calma las irritaciones del cuero cabelludo.

Melisa. Un excelente limpiador capilar. Milenrama. Limpiador, tónico y refrescante.

Ortiga. Limpiador; estimula la circulación en el cuero cabelludo.

Perejil. Ayuda a equilibrar el funcionamiento de las glándulas sebáceas y a estimular el cabello.

Romero. Recomendado para acentuar la belleza del pelo oscuro. Controla la caspa.

Salvia. Apropiada en particular para el pelo oscuro. Astringente para el cabello graso.

Saúco. Un buen estimulante para el cabello.

Tomillo. Limpiador, astringente y tónico.

Aceite de masajes para el cabello

Este aceite es indicado para usar después del champú.

Ingredientes
1 1/2 tazas de manzanilla (para cabello claro) o salvia (para cabello oscuro)
1/2 taza de menta fresca
1/2 taza de romero fresco
600 ml/l pt de aceite de soja

Preparación
En un frasco de boca ancha, se pone la manzanilla o la salvia, junto con el romero y la menta, y se agrega el aceite de soja. Se le pone una tapa hermética y se deja a la luz del sol durante 2 días.

Luego se filtra muy bien, las veces necesarias hasta que en el aceite no queden rastros de hierbas. A continuación se agregan hierbas frescas y se repite el mismo procedimiento, 10 veces más. Por último se guarda en una botella, tapada con un corcho, de preferencia en un lugar oscuro.

Se toma una pequeña porción en las manos y con ella se masajea el cuero cabelludo.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...