Champús doble función ¿Son efectivos?Muchas personas miran con desconfianza los champús doble función (aquéllos que, además de lavar el cabello, también son acondicionadores, anticaspa, anticaída,etc.), ya que consideran que, al combinarse los ingredientes en un solo producto,  los resultados pueden no ser tan visibles ni efectivos como por separado.

Sin embargo, otros adoran los champús doble función, ya que con tantas ocupaciones apenas tienen tiempo para cuidar el cabello y con estos productos logran el 2 x 1; es decir, limpieza y algo más.

Ahora, nos preguntamos ¿Cuál posición tiene la razón? ¿Los champús doble función son efectivos o no? A continuación, analizaremos el champú doble función con lo cual podremos, al final, aclarar estas preguntas.

¿Cuántos tipos de champús doble función existen?

La función básica de estos productos son la limpieza de los restos de células, el sebo y la suciedad depositados en el cuero cabelludo y los cabellos y además pueden tener alguna de estas funciones:

Acondicionadores. Algunos poseen un efecto suavizante superior al de un champú convencional, por lo que resulta innecesaria la aplicación de un acondicionador tras el lavado del cabello. Ideales para el gimnasio o los viajes.

Tratantes. Algunos champús ayudan a corregir las alteraciones que presenta el cuero cabelludo. Los hay con ingredientes anticaspa (como la piritiona de zinc), seborreguladores (aminoácidos con azufre, extracto de sabal…), calmantes (como el bisabolol) para cueros cabelludos irritados o estimulantes (vitaminas, cafeína…) y los anticaída.

Fortificantes. Están destinados a los cabellos finos, quebradizos o estropeados. Contienen aminoácidos (arginina) e hidrolizados de proteínas (keratina, trigo y arroz) que se fijan en las zonas de la cutícula que están alteradas y las repara.

Protectores del color. Destinados a quienes se tiñen el pelo. Sus bases detergentes son más suaves que las de los champús tradicionales pero tienen mayor porcentaje de ingredientes hidratantes (pantenol, áloe), nutritivos (ceramidas, aceites vegetales) y suavizantes (siliconas). Incluyen activos como los filtros solares UVA-UVB y antioxidantes que frenan la degradación del color que ocasiona la luz del sol. Las fórmulas más completas incorporan también pigmentos colorantes que intensifican el tono del tinte. Por este motivo se comercializan con el nombre de “champú para cabellos rubios”, por poner un ejemplo.

Voluminizadores. Gracias a los polímeros sintéticos (PVP, acrilatos) y las proteínas (keratina, principalmente) “enfundan” la fibra
capilar desde la raíz y la levantan. De esta forma dan volumen a la melena.

Efecto planchado“. Facilitan el alisado del cabello con polímeros de silicona que protegen del calor del secador o las planchas y evitan el encrespamiento si la humedad es alta.

Para definir el rizo. Suelen incluir proteínas que reparan desde el interior las células capilares para que el pelo recupere la elasticidad que hace que las ondas se marquen. Como, en general, los cabellos rizados tienden a verse encrespados, estos champús también se formulan con polímeros que recubren las escamas abiertas del pelo, evitando ese antiestético efecto y contribuyendo aún más a que las ondas queden definidas.

Para cabellos grises. Con extracto vegetal de aciano o colorantes azules-violáceos, eliminan el color amarillento de las canas para que tengan un tono más blanco.

¿Por qué existen personas que consideran que no son efectivos?

Viendo la gran cantidad de champús doble función arriba expuestos se puede pensar que existe una solución para cada problema, pero ¿Por qué hay personas que no gustan de estos productos?  La respuesta, tal vez, radica en la forma cómo se usa o se aplica.

Un ejemplo son los chanpús doble función que tienen acondicionador. Éstos deben ser usados en cabellos secos, pero no en los grasos o muy finos ya que el efecto no es el óptimo.

En el caso de los champús que también  tienen efecto planchado o protectores de color, al contener siliconas es necesario tener cuidado, ya que su abuso acaba creando una película de residuos sobre el pelo que lo “plastifica” y evita que otros productos de tratamiento penetren en él. El cabello, al final, se ve estropeado.

Por ello, se recomienda comprar champús sin siliconas, pero no es fácil (se identificaran porque sus nombres acaban por -xane, -cono o -col en la lista de ingredientes).

En cuanto a los champús doble función tratante anticaída de cabello, se deben dejar reposar unos minutos antes de aclararlos para que sean eficaces.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...