celulas madresEn esta época de fin de año asistimos a una gran cantidad de fiestas y queremos lucir lo mejor posible.

Una alternativa que se nos presenta para una apariencia màs joven consiste en el tratamiento cosmético con células madres.

Novedad científica

El descubrimiento de las células madre, hace unos 50 años, fue uno de los principales avances de la ciencia para tratar diversas patologías, y abrió el campo de la medicina regenerativa.

Por el desarrollo de estas investigaciones, posteriormente se han descubierto las denominadas células madre dérmicas, que se erigen como un nuevo actor indispensable para la regeneración cutánea. Actualmente, el avance científico descubre el nuevo grial de la cosmética: las células madre vegetales. Estas tienen la capacidad de autoregenerarse y de reproducirse en células idénticas a sí mismas.

Beneficios múltiples

En contraste con las células madre animales, en las vegetales se presenta un mayor potencial, porque son totipotentes, es decir, que poseen la capacidad de generar nuevos órganos como hojas, flores, entre otros.

De hecho, la plasticidad y versatilidad de estas células es tal, que a partir de una sola célula totipo-tente se puede regenerar una planta entera, porque dispone, en su núcleo, de toda la información genética necesaria para desarrollarla. Su uso en la cosmética es innegable como un excelente e innovador material para el cuidado de la piel y el cabello.

Muchos laboratorios de marcas muy reconocidas han desarrollado diversos productos bajo este nuevo concepto, con denominaciones como sinergia molecular.

Resultados sin igual

Pero, ¿cuáles son los resultados milagrosos de estos tratamientos a base de células madre vegetales? Pues se ha demostrado que los tratamientos en cabina actúan sobre los fibroblastos y prolongan la vida de las células, combatiendo el envejecimiento cronológico.

Igualmente, protegen la longevidad de las células madre de la piel, reducen la formación de radicales libres y el estrés oxidativo. Asimismo, estimulan la síntesis de colágeno, reducen la apariencia de las arrugas y, por último, mejoran la apariencia de las pieles expuestas al daño solar.

En muchos centros de belleza y spa se suele aplicar este tratamiento, combinado con ácido ascórbico y palmítico, creando una forma liposoluble de vitamina C, también colágeno y otros componentes para una hidratación profunda, como urea, aminoácidos y alantoína. 

Es un tratamiento muy solicitado, precisamente por la eficacia de sus efectos “milagrosos” sobre el cutis. “Las células madre vegetales actúan sobre tres señales del envejecimiento: manchas, flacidez y arrugas”. Asegura que combinado con vitamina C, se estimula la producción de colágeno, y generalmente se recomienda que sea precedido de unas sesiones de radiofrecuencia y electroporación, para aprovechar al máximo los beneficios.

Resultados garantizados

En cuatro sesiones de aplicación de tratamiento de células madre vegetales, se pueden percibir los resultados, y luego de la primera sesión se evidencia una hidratación profunda, con un efecto luminoso inigualable.

Posteriormente a unas dos semanas de aplicación se observará la unificación del color de la piel, y unas semanas después será notoria la mejoría del tono muscular, para lograr un cutis más firme.

El tratamiento de células madre vegetales y su aliado, la vitamina C, no tiene contraindicaciones ni efectos secundarios, salvo que existan problemas cutáneos severos, como acné, en cuyo caso no es recomendable. Lograr todos estos beneficios en un tratamiento no invasivo,  ha sido realmente uno de los mejores descubrímientos de la biotecnologia, ya que es toda una fuente de vida para el rostro, que no se logrará conseguir ni siquiera con la mejor cirugía plástica.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...