cellulazeEn la guerra contra la celulitis, existen diferentes armas que se pueden utilizar que van desde los sencillos remedios caseros y naturales, pasando por una adecuada alimentación, ejercicios y tratamientos más especializados.

Uno de esos tratamientos recibe el nombre de celullaze el cual es mirado por muchos como la mejor solución que existe en la actualidad para eliminar la piel de naranja.

Sin embargo, nos preguntamos ¿Será verdad todo lo bueno que se habla del cellulaze? ¿No tendrá algún inconveniente?

El celullaze ¿En qué consiste?

Se trata de un láser que hace uso de una fibra llamada SideLight 3D, capaz de reducir la apariencia de la zona afectada mediante la introducción de una cá nula de un milímetro de diámetro; su función es derretir la grasa acumulada, para posteriormente cortar algunas de las fibras que unen la piel con el músculo, responsa bles de la aparición de la piel de naranja.

Sus beneficios

La energía emitida por el láser tiene la capacidad de devolver a la piel la elasticidad perdida y la producción de colágeno. A diferencia de otros tratamientos superficiales que prometen eliminar o minimizar la celulitis, el cellulaze trata a este mal desde el interior, ya que se enfoca en eliminar la acumulación de grasa y los problemas estructurales localizados bajo la piel.

¿Cómo es el proceso?

El procedimiento del cellulaze es muy similar a una liposucción, con la diferencia de que se usa la intensidad del láser para lograr el fin. Es realizado en un pabellón quirúrgico.

Inicialmente, el médico señalará con un marcador las áreas afectadas por la celulitis, que serán tratadas y anestesiadas; posteriormente, procederá a realizar unas pequeñas incisiones, en las que introducirá la cánula con el láser, que golpeará las acumulaciones de grasa, para luego calentarlas y destruirlas. De igual manera, demolerá los puentes fibrosos que tiran la piel hacia abajo y que causan los hoyuelos en las piernas, característicos de la celulitis.

El láser cuenta con dos sistemas de seguridad.

1. ThermaGuide. Sensor de temperatura diseñado para indicar los grados que existen bajo el tejido, garantizando la seguridad y la prevención del riesgo de quemaduras; el dispositivo se detiene al alcanzar los grados que le sean programados.

2. Thermasense. Dispositivo de regulación de movimiento: si el láser se detiene dentro del tejido, dejará de emitir luz para preservar la seguridad del paciente.

Datos adicionales

Este procedimiento es calificado como “mínimamente invasivo” y puede tener una duración que oscila entre una hora y hora y media, dependiendo de la extensión del área a tratar.

Una vez finalizado el tratamiento, el paciente puede experimentar algunas incomodidades en la zona manipulada, también es posible que aparezcan algunos hematomas e hinchazón; debido a esto, luego del procedimiento debe usarse una banda de comprensión durante un tiempo aproximado de una semana.

Es importante observar que se debe regresar a las tareas cotidianas después de 48 horas y que no se debe hacer ejercicios hasta después de 15 días.

Los resultados empezarán a notarse entre las tres y 12 semanas posteriores, manteniéndose por un año o más. Es importante que la paciente proteja el área del sol y cumpla una dieta sana.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...