baños revitalizantesEl 30 % de los desechos del organismo se elimina a través de la piel. Ésta es nuestra cara ante el mundo y la que nos protege de las agresiones del medio ambiente. Esta función suele castigarla y provocar asperezas, rugosidades, sequedades…

Los baños son grandes aliados para mantenerla suave y tersa y conseguir, según los ingredientes elegidos, estimularla, suavizarla, aromatizarla e, incluso, conseguir adelgazar o paliar las arrugas.

Hierbas para cada piel

Las pieles secas y sensibles encuentran mejoría con el brezo y la verbena; las pieles grasas se regulan con menta, y las pieles normales se suavizan con tilo y espliego.

Cómo tomar un buen baño

En teoría, tomar un buen baño está al alcance de cualquiera. Sin embargo, debe escoger un día en que tenga tiempo y sepa que no va a ser molestada Desconecte de todas las preocupaciones (y si puede ser el teléfono) y dedique este tiempo a su piel y a usted misma.

Ponga una cucharada de los aceites o productos que haya elaborado previamente o haga una infusión concentrada de las hierbas escogidas. También puede ponerlas en una bolsiía de gasa dentro de la bañera.

El agua del baño tiene que estar a una temperatura inicial de unos 37 °C, que se debe variar en ñinción del efecto que se desee conseguir. No es conveniente alargarse más de un cuarto de hora, a menos que se indique lo contrario. Relájese y aproveche para descansar los ojos colocando sobre ellos dos algodones empapados en loción ocular.

Baños secos

El baño seco consiste en cepillar todas las partes del cuerpo por debajo del cuello, exceptuando el pecho en el caso de las mujeres. Es mejor realizarlo por la mañana.

Provéase de un cepillo con mango o de una esponja natural y masejee su cuerpo. Frote más suavemente en las zonas más blandas del estómago y en los lados internos de brazos y piernas. La duración debe oscilar entre cinco y diez minutos.

Si lo realiza diariamente estimulará la circulación sanguínea y ayudará a la piel a liberarse de células muertas, impurezas, desechos y toxinas.

Después del masaje, aplique una capa de un aceite ligero. Deje actuar durante diez minutos y retire el sobrante frotando firmemente con una toalla. Tenga cuidado de no irritar la piel.

Baño revitalizante para el cuerpo

Para iniciar un día con fuerza nada mejor que un baño revitalizante.  Para su elaboracón se requiere los siguientes elementos:

Ingredientes
1/2 agua mineral
Un puñado de tomillo
10 gotas de aceite esencial de menta piperita
10 gotas de aceite esencial de limón

Preparación:
Hervir el tomillo en el agua mineral durante 15 minutos. Colar y dejar enfriar. Añadir el aceite esencial de menta piperita y el aceite esencial de limón.

Verter la mezcla preparada al agua de baño. En caso de tomar una ducha, usarla templada y dejarla caer sobre el cuerpo

Baños estimulantes para los pies

Un baño de pies es un tratamiento sencillo de llevar a cabo y que puede tener múltiples efectos beneficiosos sobre el organismo.

Para estimular la circulación sanguínea, alterne baños de pies con agua fría (1 minuto) y agua caliente (2 minutos). Este tratamiento ayuda a prevenir las venas varicosas en las piernas. Para conseguir, ademas de estimular la circulación, que los pies huelan bien, añada unas gotas de aceite de limón y de hierbabuena.

Para el alivio de la tos y los resfriados, añada al agua caliente 2 cucharaditas de mostaza inglesa Sumerja los pies de 15 a 20 minutos. También sirve para prevenir los sabañones.

Para prevenir la gripe, añada al agua caliente 2 cucharaditas de raíz de jengibre recién rallada.

Para aliviar dolores de cabeza e insomnio, sumerja ios pies en agua fría durante todo el tiempo que le sea posible.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...