alimientos para cada tipo de pielLo que comemos se refleja en todo nuestro organismo especialmente en la piel.

Cuando nos alimentamos mal, por ejemplo,  por un par de días inmediatamente nuestro rostro se nota apagado, triste, e incluso aparecen imperfecciones como granitos y rojeces y es que la piel es muy sensible a las carencias nutritivas de proteínas, ácidos grasos esenciales, vitaminas A, C y del grupo B, y minerales como el hierro y el zinc.

Esto se debe al hecho que nuestras células se renuevan cada 28 días y para que esa regeneración se efectué de la manera correcta necesita una serie de nutrientes (como los arriba mencionados) contenidos en ciertos alimentos.

Una dieta adecuada para cada tipo de piel

Estos nutrientes  son los necesarios para una correcta regeneración de la dermis y para mantenerla joven y sana. Pero según sea tu tipo de piel debes aumentar el consumo de ciertos nutrientes.

Piel seca:
Zanahoria Con betacarotenos protectores
Sardina Sus omega 3 evitan la resequedad
Granada Aporta ácido elágico, protectores antioxidante

Este tipo de piel suele ser fina, áspera y de fácil descamación. Se ve muy apagada y triste. Además, se irrita con facilidad y tiene tendencia a las arrugas. Para mejorar su textura es fundamental nutrirla bien: bebe mucha agua y aumenta el consumo de grasas omega 3 y antioxidantes.

Piel grasa
Alcachofa Contiene cinarina que aumenta la diuresis
Apio Con acción diurética y depurativa
Té verde Es depurativo y rico en antioxidantes

En este caso el problema es la sobreproducción de las glándulas sebáceas, por eso aparecen más puntos negros y granitos. La ventaja es que no se arruga tanto. A estas pieles les conviene una dieta que elimine toxinas y para ello hay que tomar alimentos ricos en fibra (cereales integrales) y con efecto depurativo (apio, espárragos, alcachofa, pina…).

Piel normal- mixta
Nueces Concentra nutrientes básicos para la piel
Huevo Fuente de proteínas vitaminas B y zinc
Sandía Betacarotenos, vitamina C y agua

Es tersa, rosada y carece de puntos negros. Segrega más grasa en la frente, la nariz y la barbilla, pero en el contorno de ojos y las mejillas puede aparecer sequedad. Para mantener su belleza y salud, basta con seguir una dieta rica en vitaminas y grasas buenas, y evitar las malas y los azúcares.

Para todos los tipos de piel: Depurar el organismo en tres pasos

Cuando tu cuerpo acumula toxinas (sustancias perjudiciales que se acumulan en la sangre y que llegan a todos los rincones del organismo, incluida la piel, se nota enseguida en tu rostro:  es más fácil que aparezcan imperfecciones como granitos.

Para limpiarte por dentro el primer paso es reducir el consumo de fritos, grasas malas, azúcares y precocinados.

El segundo paso consiste en beber a diario entre 6 y 8 vasos de agua que, además de ayudarte a eliminar toxinas, mantendrán tu piel hidratada y humectada

El tercero se basa en tomar alimentos con efecto depurativo que casualmente son los mismos que te aportan una gran cantidad de antioxidantes: los vegetales. De hecho, puedes completar la ingesta de agua tomando licuados de verduras que incluyan por ejemplo apio, té verde, cola de caballo o zarzaparrilla..

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...