Cómo ahorrar en cosméticaEn época de crisis es importante pensar en ahorrar en todo lo que se pueda.  

Por ello, al comprar debemos evaluar si lo que adquirimos nos resultará útil o, si, por el contrario, estamos comprando sólo por un impulso .

Si queremos adquirir un producto cosmético, primero es necesario hacer un inventario en casa. Para ello debemos reunir todos los  cosméticos que tenemos, luego se debe tirar los que no sirvan y mirar lo que realmente se necesita y pensar ¿De verdad hace falta?

Es mejor que se gaste los productos que ya se tiene (o se acabarán estropeando) antes de comprar otros. 

A la hora de comprar….¿Cuál es el mejor producto?

No se trata de comprar un producto cosmético (crema, loción, etc.) porque es una novedad, porque es el más caro o porque nuestra amiga lo recomendó; lo realmente importante es que sea el más adecuado para nuestra piel y no tiene por qué ser la crema más costosa.

En este sentido, se debe seleccionar la crema según el estado de la piel y no exclusivamente en función de la edad. Si se tiene 40 años,  pero se fuma 1 cajetilla de cigarrillos al día y la piel está castigada por el sol, se necesitará cremas destinadas a pieles de 50 años. Si se  es joven y se tiene pocas arrugas, no se debe usar cremas para pieles maduras pensando que “al ser más concentradas nos irá mejor” porque dejará la piel grasa e incluso podría provocar acné.

También es importante probar el cosmético (perfilador, base de maquillaje o crema) antes de comprarlo.  Para ello, se puede pedir a la dependiente de la tienda una muestra y así se puede observar si nos queda bien o si produce algún tipo de alergía, ya que, en ese caso, no valdría la pena comprarlo.

Con respecto al costo, existe la creeencia que dice:  “las cremas baratas no son tan efectivas como las cremas caras”  la cual es falsa.  Desde hace años, la cosmética de gran consumo también incluye los activos más eficaces y está a la altura (o supera) la eficacia de algunas cremas más caras.

¿Dónde comprar para ahorrar en cosmética?

El supermercado es el lugar más adecuado para encontrar al mejor precio los siguientes productos:

  • Los básicos para la higiene del rostro y el cuerpo, la limpiadora, el tónico, el jabón de manos, el dentífrico, el desodorante, el gel de baño y la loción corporal.
  • Los “imprescindibles” del maquillaje como el perfilador de ojos y la máscara de pestañas de color negro, la base de uñas transparente o el colorete de un rosa básico.
  • Los “caprichos” (un estuche de sombras, una laca de uñas) por si se quiere hacer un regalo sin tener remordimientos.
  • Las aguas de colonia frescas para toda la familia.
  • Los champús, suavizantes y mascarillas que encuentras en el súper combinan calidad y cantidad.
  • Los utensilios de belleza: discos desmaquillantes,cepillo de dientes, esponja, guante de crin, limas de uñas, etc.

La farmacia es el mejor punto de venta para adquirir:

  • Lineas completas para los cutis con problemas. Las pieles acneicas, atópicas y sensibles disponen de líneas completas. También hay productos específicos para las pieles con rojeces, cuperosis y manchas oscuras.
  • Maquillajes correctores que camuflan acné, las venas dilatadas y unifican el color de las pieles con vitíligo (manchas claras).
  • Higiene del cuerpo de las pieles muy secas y reactivas. Productos para la ducha que limpian con suavidad y son más respetuosos con las pieles delicadas.
  • Champús de tratamiento para la caspa, la grasa y productos para la caída del cabello. Los precios son algo más elevados que en el súper debido al tipo y concentración de activos que se usan.
  • Protectores labiales con filtros solares y cicatrizantes.
  • Cosmética de la embarazada, sobre todo las cremas antiestrías y reafirmantes.
  • Productos para piernas. Los anticelulíticos y los productos para piernas pesadas (cremas y geles descongestionantes) son bestsellers durante todo el año.
  • Cremas solares. Suelen tener un plus de calidad, ya sea por sus ingredientes calmantes, texturas casi transparentes o fórmulas hipoalergénicas.

La perfumarías Puedes encontrar todo tipo de productos para el rostro, el cuerpo y el cabello con texturas y fragancias maravillosas. Y, si tienes que escoger, los más recomendables son:

  • Los perfumes y fragancias de marca
  • Tratamientos antiedad. Las cremas para el contomo de los ojos, las antiarrugas, las reafirmantes y los serums incluyen los activos más novedosos, formulados en texturas muy placenteras.
  • Curas intensivas de belleza. Los tratamientos de 21 o 28 días tienen concentraciones más altas en activos de eficacia demostrada.

¿Cuándo comprar productos cosméticos?

Busca la ocasión más conveniente para realizar tus compras:

  • En rebajas (enero y julio) y durante las promociones especiales (descuentos del 10-15%).
  • Los laborables y por las mañanas hay más tranquilidad.
  • Evita los sábados por la tarde y los días previos a fechas señaladas.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...