abdominoplastiaHaz hecho de todo… desde ejercicios de forma constante hasta una dieta rigurosa por semanas y no ves que tu abdomen se reduzca de tamaño incluso los pantalones jeans siguen dando problemas para subir la cremallera.

En este caso, surge la siguiente interrogante ¿Cuáles otras alternativas pueden ayudar a lograr un vientre plano?

Si estás consciente que todo ha fallado a pesar de tu esfuerzo serio y firme para hacer que esa parte de tu cuerpo luzca bien, entonces es el momento de pensar en la abdominoplastia.

¿En qué consiste?

La abdominoplatia consiste en eliminar el exceso de piel y grasa localizada entre el monte de Venus y la ci catriz umbilical, además de darle firmeza a los músculos rectos abdominales en su línea media. Por lo general, deja dos cicatrices; la más grande suele ser horizontal y se locali za en la parte baja del abdomen, mientras que la pequeña se ubica en la periferia de la cicatriz umbilical.

¿A quién se recomienda?

El procedimiento está indicado para mujeres y hombres con debilidad de la pared muscular, con exceso de grasa en la parte media-baja del abdomen, o con flacidez en la misma zona.

Preparativos

Una vez que se haya tomado la decisión de someterse a este procedimiento, es necesario tener unas cuantas sesiones con el médico cirujano, para aclarar dudas. También es importante la realización de exámenes preoperatorios, con la finalidad de evaluar el estado de salud del paciente, y verificar si está apto para la realización de la cirugía.

La operación como tal, tiene una duración promedio de tres a cuatro horas y se realiza por medio de una incisión transversal en el pubis, por el pliegue abdominal inferior.

A continuación, se separa la piel y la grasa de la pared abdominal, se estira, y se elimina el exceso de piel y grasa, hasta que finalmente se procede a suturar la piel y se dejan tubos de drenaje para que no se acumulen los fluidos.

Sobre la liposucción

A pesar de que ambos procedimientos son utilizados para eliminar grasa de la zona abdominal, tienen sus diferencias.

Con la abdominoplastia se puede corregir la pared muscular, y eliminar la piel o grasa excedente. Por otra parte, la liposucción consta de remover el exceso de tejido adiposo, sin poder modificar la pared muscular y esperar que la piel se adhiera a la misma.

Postoperatorio

■ Se sugiere la hospitalización por un día (como mínimo).
■ Tener un tiempo fuera del trabajo, de aproximadamente 30 días.
■ Iniciar cierto tipo de ejercicios físicos, después del mes de operación.
■ Evitar el consumo de alcohol y tabaco.
■ Alimentación adecuada.
■ No olvidar el mantenimiento de los drenajes.

Conservación de la cirugía

Después de que haya pasado un tiempo prudencial de la cirugía, es necesario mantener una dieta balanceada y un régimen de ejercicios, que puede comenzar con caminatas después de la tercera semana, uso de elíptica al mes, y ejercicios formales que trabajen la pared abdominal después de los dos meses del procedimiento.

También se sugiere realizar esta cirugía (en el caso de las mujeres) cuando se tiene paridad satisfecha. La operación no impide el embarazo, pero, si la paciente llega a quedar en estado, perderá sus resultados.

Además, en estos casos, resulta un poco más complicado el proceso de adaptación de la pared abdominal que ha sido modificada por una abdominoplastia

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...