malos habitos de bellezaMuchas mujeres observan con preocupación que, a pesar de todos sus esfuerzos, su rostro se ve apagado y envejecido.

Es importante, en ese momento, verificar que acciones se está realizando qué de una forma u otra pueden afectar la salud de la piel.

A continuación, se presentan 7 malos hábitos de belleza que pueden alterar negativamente el cutis y que debemos evitarlos

Malos hábitos de belleza

Mal hábito de belleza #1: Acostarse sin lavar el rostro. Tu cutis necesita agua, jabón e hidratación después de un largo día de polvo, sudor y esmog. Eso aplica hasta para las que no usan maquillaje. Si te acuestas tal como llegaste de la calle tus poros se obstruirán y aparecerán brotes.
Dato: Los limpiadores en crema o las leches funcionan mejor para las pieles secas. Si tu piel es grasa o mixta prefiere limpiador en gel. Una opción más simple son las toallitas desmaquillantes. Cómpralas de acuerdo con tu tipo de piel.

Mal hábito de belleza #2: Tocar mucho el rostro Sí, sabemos que no puedes resistir ver ese granito ni un segundo más, pero aguanta. Tocarte la cara significa cicatrices y manchas que quizás nunca puedas reparar del todo.

Mal hábito de belleza #3  No desechar los cosméticos . Los cosméticos tienen un período de vida. En la etiqueta se marcan los meses que pueden usarse tras ser abiertos (es ese icono de un frasco con un número).
Dato. Una vez al mes revisa tu gabinete de cosméticos y desecha todo lo que haya cambiado de color o de olor. Limpia al menos una vez al mes tus brochas.

Mal hábito de belleza #4: Fumar. Muchas mujeres guapas fuman. Cierto. Lo hacen porque piensan que si no, la ansiedad les va a llevar a comer y a engordar. Fumar acelera el proceso de envejecimiento, mancha los dientes y los dedos. A las fumadoras se les marcan arrugas en los labios por el acto de fumar.

Mal hábito de belleza #5: No usar bloqueador solar. Si en la mañana solo pudieras ponerte un producto, este debería ser un bloqueador solar, mínimo con SPF 30. ¿Crees que no lo necesitas? El protector solar es lo mejor para embarazadas que no quieren tener manchas en la cara; para aquellas que trabajan todo el día en la oficina, pero manejan hasta su trabajo mientras el sol les da en la cara; para las que tienen 50 años y para las que acaban de cumplir 15.0 sea: para todas. Si quieres retardar el envejecimiento, por allí debes empezar.

Dato. s¡ la razón por la que no te pones bloqueador es porque sientes que su textura es muy pesada, aplícatelo de esta manera: coloca en tus manos la cantidad de bloqueador que vas a usar, frótala en tus palmas, sentirás calorcito, ahora llévate las manos a la caray delicadamente colócate el bloqueador. Asísentirás menos pesada la cobertura.

Mal hábito de belleza #6: No dormir lo suficiente. Si luces ojerosa, con bolsas y la cara hinchada, quizás lo que te falta es sueño. El sueño es reparador para todo tu cuerpo.  Si tu problema es el insomnio, aquí te mostramos varios consejos:

Consume alimentos ricos en triptófano: plátano, higos, dátiles, huevo, yogur, leche, atún, tostadas integrales, papaya.  Los alimentos con contenido de magnesio también inducen el sueño, como: sardinas, papas, guisantes verdes, lentejas, almendras, nueces, pistachos, nueces, cacahuate y pan integral.

Evite el consumo de alcohol. Una pequeña cantidad induce al sueño al inicio, pero invariablemente altera los ciclos de sueño profundo a lo largo de la noche.

Después del período de almuerzo debe evitar las bebidas con cafeína (té negro, café, chocolate, refrescos).

Evite los siguientes alimentos antes de ir a dormir: tocino, queso, chocolate, berenjena, jamón, salchicha, tomate, espinaca y vino. Estos alimentos contienen tiramida, que aumenta la liberación de norepinefrina, un estimulante cerebral.

Mal hábito de belleza #7: No revisar los lunares Las personas que tienen antecedentes familiares y que han pasado mucho tiempo bajo el sol, sin protección antes de los 18 años, corren más riesgo. Toda persona debe estar pendiente de las siguientes señales en los lunares: cambios de color, aumento en tamaño o espesor, cambios en la piel alrededor del lunar, picazón, molestia o adormecimiento y lunares que sangran. Dato. Visite a su dermatólogo una vez al año para que revise sus lunares, sobre todo los del rostro y brazos

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...